Archivos Mensuales: junio 2012

LA RIOJA MERECE UN #debateabierto

Este post ha sido originalmente publicado en el blog “La Kancillería” de @kanciller. Si quieres participar en esta iniciativa, tuitea con el hastag #debateabierto o ponte en contacto con nosotros. 

Sabemos desde tiempos de los antiguos liberales como Stuart Mill o Tocqueville que una de las características fundamentales de la democracia es el que el pueblo controle a sus gobernantes a través de las elecciones. Mediante este mecanismo imperfecto podemos despachar a los malos gobiernos y elegir a los buenos, hacerles rendir cuentas por su gestión. Y aunque los antiguos nos avisaron que es fundamental quehaya un Pueblo con interés en la gestión de sus gobernantes, unos de los mecanismos claves para hacerlo es la información. Solo cuando la información es pública puede el ciudadano formarse su propia opinión sobre aquello que ocurre en la arena política. Durante los siglos XIX y XX la prensa y los partidos de la oposición tenían el monopolio del control de la información parlamentaria ya que eran los únicos con tiempo y recursos para hacerlo. Hoy, sin embargo, disponemos de Internet como una vía barata y fácil para acceder a los hemiciclos y ver con nuestros propios ojos el papel de nuestros representantes. Poder seguir las sesiones de control del Congreso de los Diputados es una delicia muy instructiva, en especial para evaluar las habilidades discursivas de nuestros políticos. Sigue leyendo

Anuncios

CIENCIA, ATAPUERCA Y MUCHAS PREGUNTAS

Pocas veces una simple frase puede hacer que todo tu trabajo y esfuerzo se vea recompensado. Más aún cuando hablamos de ciencia en estos tiempos que corren. Y en este caso no me estoy refiriendo a los recortes, si no a la ola de incultura científica y a la pseudociencia que veo proliferar en muchos lugares y en muchas personas. Supongo que tal y como están las cosas la gente necesita algo en qué creer, algo que le de fe y esperanza, algo fácil de digerir y que no le requiera ningún esfuerzo. Pero cuando una persona no aficionada a la ciencia ha disfrutado de unas jornadas sobre evolución humana y al terminar todo te dice: “Ahora me hago muchas preguntas“, vuelves a creer en lo que haces. Todo vuelve a tener sentido. Solo una frase. Solo una persona. Para mí es sufienciente.

Sigue leyendo